10 Signos Evolutivos del Hombre Moderno

La evolución natural ha desarrollado su papel evolutivo en el hombre a través del tiempo, pasando a segundo plano muchas de las funciones útiles del cuerpo humano. Lo más fascinante es que muchas de estas partes del cuerpo aún permanecen de alguna forma para que podamos ver el progreso de la evolución. Esta lista cubre los diez cambios evolutivos más importantes que han tenido lugar, dejando huellas tras de sí.

1.- Piel de gallina

A los seres humanos se nos pone la piel de gallina cuando sentimos frío, nos asustamos, enojamos, o tenemos miedo. Muchas otras criaturas presentan la piel de gallina por la misma razón, por ejemplo, es por eso que un gato o un perro manifiestan los pelos de punta y es la causa detrás de las púas de un puercoespín. En situaciones frías, el levantamiento del pelo atrapa el aire entre estos y la piel, creando el aislamiento y atrapando el calor. En respuesta al miedo, la piel de gallina hace que un animal parezca más grande, esperando ahuyentar al enemigo. Los seres humanos ya no se benefician de la piel de gallina y son simplemente rasgos de nuestro pasado cuando no usábamos vestidos y era necesario para asustar a nuestros enemigos naturales. La selección natural eliminó el pelo grueso, pero dejó atrás el mecanismo para controlarla.

2.- Órgano de Jacobson

El órgano de Jacobson es una parte fascinante de la anatomía de los animales y nos dice mucho sobre nuestra propia historia sexual. El órgano está en la nariz y es un órgano especial del “olor” que detecta las feromonas (el producto químico que acciona deseo sexual, la alarma, o la información sobre rastros del alimento). Es este órgano que permite que algunos animales sigan a otros para el sexo y para saber de los peligros potenciales. Los seres humanos nacen con el órgano de Jacobson, pero en el desarrollo temprano sus capacidades se reducen a un punto que es inútil. Érase una vez, los humanos han utilizado este órgano para buscar compañeros cuando la comunicación no era posible.

3.- Restos de ADN

Aunque muchas de las resacas de nuestro "relegado" pasado son visibles fisicamente, esto no aplica para todos. Los seres humanos tienen estructuras en su composición genética que fueron utilizadas alguna vez para que produzcan las enzimas para procesar la vitamina C (llamada L-oxidasa gulonolactona). La mayoría de los demás animales tienen ese ADN en funcionamiento, pero en algún momento de nuestra historia, una mutación en el gen la desactivó, dejando detrás sus restos como ADN basura. Este ADN basura en particular, indica un ancestro común con otras especies en la tierra, por lo que es particularmente interesante.

4.- Musculos extras de la oreja

También conocido como los músculos extrínsecos del oído , los músculos auriculares son utilizados por los animales para girar y manipular sus oídos (con independencia de su cabeza) con el fin de centrar la percepción de un sonido en particular. Los seres humanos todavía tienen los músculos que una vez fueron utilizados por la misma razón, pero nuestros músculos están tan débiles que lo único que podemos hacer es dar a nuestros oídos un poco de meneo. El uso de estos músculos en los gatos es muy visible (ya que casi pueden mover sus orejas completamente hacia atrás) en particular cuando están acechando a un ave y la necesidad de hacer el menor movimiento posible, para no asustar a su futura comida .

5.- Musculos plantares

El músculo plantar es utilizado por los animales para agarrar y manipular objetos con los pies, algo que se puede apreciar en los monos que parecen ser capaces de utilizar sus pies y sus manos. Los seres humanos tienen este músculo también, pero ahora está tan subdesarrollado que a menudo es tomada por los médicos cuando necesitan tejidos musculares para la reconstrucción en otras partes del cuerpo. El músculo es tan poco importante para el cuerpo humano que el 9% de los seres humanos nacen ahora sin él.



6.- Muela del juicio


Los seres humanos tempranos comían muchas plantas y necesitaron hacerlo rápidamente para poder comer una cantidad suficiente en un solo día y conseguir todos los nutrientes que necesitaban. Por esta razón, teníamos un sistema adicional de muelas para hacer la boca más grande y más productiva. Esto era particularmente esencial pues el cuerpo carecía de la capacidad de digerir eficientemente la celulosa. Pues la evolución hizo sus selecciones, nuestras dietas cambiaron, nuestras quijadas se ajustaron apropiadamente, haciéndose más pequeñas, y nuestras terceras muelas llegaron a ser innecesarias. Algunas poblaciones humanas tienen ahora casi completamente detenido el crecimiento de las muelas del juicio, mientras que otros tienen casi el 100% de probabilidad de desarrollarlas.
7.- Tercer párpado

Si usted mira el parpadeo de un gato, usted verá una membrana blanca cruzar su ojo, lo que se denomina su tercer párpado. Es una cosa muy rara en los mamíferos, pero es común en las aves, reptiles y peces. Los seres humanos tienen un remanente (pero no trabaja) del tercer párpado (se puede ver en la foto de la izquierda). Se ha vuelto muy pequeño en los seres humanos, pero algunas poblaciones tienen partes más visibles que otros. Sólo hay una especie conocida de primates que aún tiene un tercer párpado en funcionamiento, y que es el Anguantibo de Calabar (estrechamente relacionado con el loris) que vive en África occidental.

8.- Tubérculo de Darwin

El tubérculo de Darwin se encuentra en la mayoría de los mamíferos y los humanos no son una excepción. Lo más probable es que sea usado para ayudar a los animales a centran los sonidos, pero ya no tiene una función en los seres humanos. Sólo el 10,4% de la población humana todavía tiene esta marca visible de nuestro pasado, pero es posible que un número mucho mayor de personas posean el gen que la produce, ya que no siempre aparece el tubérculo en el oído. El punto (se muestra en la imagen de arriba) es un nódulo de pequeño espesor en la unión de las secciones de la media y alta oreja.

9.- Apéndice

El apéndice no tiene uso conocido en los humanos modernos y con frecuencia se eliminan cuando se infecta. Si bien su uso original sigue siendo especulado, la mayoría de científicos están de acuerdo con la sugerencia de Darwin de que una vez ayudó al proceso de la celulosa que se encuentra en la dieta rica en hojas que una vez tuvimos. En el curso de la evolución, ya que nuestra dieta ha cambiado, el apéndice se volvió menos útil. Lo que es particularmente interesante es que muchos teóricos de la evolución creen que la selección natural (mientras que elimina todas las habilidades del apéndice) selecciona apéndices más grandes porque son menos probables a llegar a inflamarse y enfermarse. Así, a diferencia del dedo pequeño del pie, que puede llegar a desaparecer y es igualmente inútil, el apéndice es probable que permanezca con nosotros durante mucho tiempo, simplemente sin hacer nada.

10.- Cóxis

El cóxis es el remanente de lo que fue alguna vez una cola humana. Con el tiempo hemos perdido la necesidad de una cola, pero no perdimos la necesidad del cóxis: ahora funciona como una estructura de apoyo para diversos músculos y de apoyo para una persona cuando se sienta y se inclina hacia atrás. El cóxis también apoya la posición del ano.

1 comentarios:

Miriam

Gracias. ... en verdad esta pagina es super interesante

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Listas Top 10 - Topdiex   © 2008. Template Recipes by Emporium Digital

TOP