10 Hechos aterradores sobre el ébola

Desde que fue descubierto en 1976 las cepas del virus del Ébola han causado estragos en todo el centro de África, en particular en el área del Congo. Pero los incidentes anteriores solo afectaron a una fracción de la población que fue golpeada por un brote en 2014 y que ha infectado a más de 1700 personas y mató a más de 900. Quizá lo más aterrador del Ébola, con excepción de la alarmante tasa de mortalidad, es lo poco que sabemos de la enfermedad.

1.- El brote de 2014

El 6 de agosto de 2014 la Organización Mundial de la Salud afirmó que 932 personas habían muerto de Ébola solo en el verano. En un mundo de miles de millones esta cifra puede parecer estadísticamente insignificante, pero hay que darse cuenta de que las comunidades rurales pequeñas se han visto especialmente afectadas. El 5 de agosto una enfermera de Lagos fue el primer nigeriano que murió a consecuencia del virus. Esto es particularmente alarmante ya que Lagos es la ciudad más poblada de África con un estimado de 21 millones de habitantes. Nigeria está luchando por contener la plaga, pero no se puede predecir cómo se expandirá la enfermedad. El brote de 2014 parece haberse extendido a Guinea con docenas de casos reportados por el ministerio de Salud. En un lapso de meses la enfermedad cruzó las fronteras hacia las naciones vecinas de Sierra Leona, Costa de Marfil y Liberia, lo que llevó a muchos países del mundo a emitir una advertencia hacia los visitantes de los países afectados. Se presentaron casos en Estados Unidos y España.

2.- Llegada a América

Cuando la noticia del brote del Ébola se difundió por primera vez, los occidentales escucharon con cautela pero sin gran preocupación. Después de todo el Ébola había surgido de forma intermitente durante más de 30 años sin causar daños significativos. Pero cuando se anunció que un estadounidense infectado, el Dr. Kent Brantly sería repatriado a los Estados Unidos cundió el pánico. Reconociendo una jugosa historia los medios solo empeoraron las cosas. El médico de 33 años fue transportado desde Liberia en una ambulancia aérea hacia el Hospital de la Universidad de Emory en Atlanta, el cual está equipado con una unidad de atención de bioconfinamiento sofisticada, repleta de luces ultravioleta y sistemas de filtración de aire. Si eso no mitiga los miedos, los expertos afirman que si de alguna manera el virus sale del hospital su impacto sería mínimo Según Ian Lipkin, epidemiólogo de la Universidad de Columbia, brotes sostenidos no ocurrirían en países americanos debido a factores culturales. Mientras que las familias cuidan de los enfermos y preparan los cuerpos para el entierro, esto no ocurre en el mundo desarrollado. Las autoridades sanitarias también pueden identificar y aislar rápidamente a las personas infectadas.

3.- Descubrimiento

Los primeros brotes registrados de Ébola se produjeron en 1973 en Zaire, actual Republica Democrática del Congo y Sudán. Cuando la gente comenzó a morir de una misteriosa enfermedad, William Close, el médico personal del presidente de Zaire, envió a un grupo de expertos del Instituto de Medicina Tropical de Bélgica. La investigación se centró en la aldea de Yambuku, donde se registró el primer caso conocido, el que luego se extendió rápidamente a otras personas. El equipo belga decidió llamar al virus Ébola gracias a un río cercano llamado Ébola en lugar de estigmatizar al pueblo. Por supuesto, es probable que el Ébola haya infectado a más personas en el pasado. Algunos historiadores afirman que el Ébola fue responsable de la plaga de Atenas, que azotó el mediterráneo durante la guerra del Peloponeso en el año 430 Ac.


4.- Accidente de laboratorio de Porton Down

A los teóricos de la conspiración les encanta crear cuentos en torno de los laboratorios secretos de investigación del gobierno donde los agentes biológicos mortales se cultivan y se crean monstruos espantosos. Pero a diferencia de muchas teorías descabelladas, esta tiene algo de verdad. Una de esas instalaciones es el Centro de Investigación en Microbiología Aplicada en Porton Down, en Inglaterra, donde la investigación del Ébola se lleva a cabo. El laboratorio, de nivel cuatro en categoría de seguridad, está equipado con un sistema de duchas para esterilizar a los investigadores antes de que salgan, además de un vidrio a prueba de balas para garantizar de que el virus se mantenga aislado. En caso de que un accidente ocurra, como un desgarro en el traje o en un guante, una alarma sonará. Estos protocolos han estado en vigor desde hace décadas, pero cuando el Ébola estaba haciendo sus primeras apariciones en 1976 nadie estaba seguro que peligros planteaba. Un investigador se infectó accidentalmente el 5 de noviembre de 1976 cuando se pinchó accidentalmente el pulgar con una jeringa mientras trabajaba con animales de laboratorio. Los síntomas aparecieron días más tarde, aportando al mundo científico  con sus fluidos corporales y la mayor parte de los datos iniciales sobre el virus. Por suerte el hombre sobrevivió.

5.- Transmisión sexual

Los primeros 7 a 10 días de la aparición de los síntomas del Ébola son fundamentales para la supervivencia de los infectados. Este tiempo es cuando la mayoría de víctimas muere, pero si el cuerpo produce suficientes anticuerpos para combatir el virus, la recuperación es posible. Incluso después de un análisis de sangre limpia el Ébola puede persistir de formas inusuales, como en la leche materna en las mujeres en periodo de lactancia. También permanecen en el semen hasta tres meses, ya que los anticuerpos transmitidos por la sangre no llegan a los testículos, así que a los varones que se recuperan del virus se les recomienda practicar sexo con preservativos. El liquido seminal tomado del investigador infectado en Porton Down contenía el virus 61 días después de su recuperación.


6. Efectos sobre la vida silvestre

Los virus que matan a sus víctimas rápidamente nos llenan de terror, pero estas son las menos insidiosas. La muerte dentro del primer día de infección es de temer, pero es una manera terriblemente ineficaz para difundir una enfermedad. Virus de acción rápida como el Ébola históricamente se han suprimido así mismo de forma rápida y cerca de su fuente original, mientras que los virus que se manifiestan lentamente como el VIH se han extendido por todo el mundo. Los científicos creen que la razón para que el virus del Ébola se resista a desaparecer es que ha encontrado un yacimiento en la población de murciélagos de África centra y occidental, de la misma forma en que se han convertido en el vector de la rabia en otras partes del mundo. Los murciélagos de la fruta, que son asintomáticos,  transmiten la enfermedad a otros animales como los chimpancés y gorilas. En las partes más económicamente favorecidas del mundo estas criaturas morirían rápidamente, y la historia habría culminado. Sin embrago, en muchas partes de África subsahariana hay un nutrido comercio de carne de animales silvestres que son cazados y vendidos cuando las opciones menos agradables no están disponibles. La carne puede ser de casi cualquier especie, incluyendo murciélagos, monos y ratas. Quizá esto suene repugnante para muchos de nosotros, pero es una opción válida a morir de hambre. Habría bastado solo un animal infectado para iniciar el brote este año.

7.- Como mata el Ébola

Aunque el foco hasta el momento parece estar localizado, los hospitales de todo el mundo están en alerta ante los síntomas del Ébola. Desafortunadamente los síntomas de las primeras etapas del virus son tan comunes que son ignorados o mal diagnosticados con frecuencia. Los síntomas iniciales son muy parecidos a los de un resfriado: dolor de cabeza, cansancio, dolor de cuerpo, fiebre, etc. Por desgracia, las cosas se ponen mucho peor desde aquí. El estomago se revela pronto con vómitos, diarrea, dolor intestinal  y diarrea, dejando al paciente debilitado para la siguiente etapa en el que el virus ataca todas las funciones sistémicas del cuerpo. Esta es la etapa más sangrienta cuando la fiebre hemorrágica se hace evidente. La piel estalla en ampollas y la sangre brota de las orejas y los ojos. La muerte se deriva de varias complicaciones como convulsiones, insuficiencia orgánica y presión arterial baja. Hay varios factores que intervienen en la determinación de la tasa de mortalidad, incluyendo la cepa específica del virus.

8.- La vacuna

En el pasado, el Ébola se propagaba desde sus huéspedes animales infectando a un puñado de personas en zonas rurales antes de fracasar en su propagación. El desarrollo de una vacuna no ha sido una opción económicamente viable para las empresas farmacéuticas, ya que no habría ningún beneficio en ello. A pesar de la falta de potencial de comercialización de una vacuna, los gobiernos del mundo han estado tomando en serio la enfermedad durante años, derivando millones de dólares en su investigación ante la posibilidad de que el Ébola sea utilizado como un arma biológica.  Algunas vacunas experimentales han demostrado una gran promesa, incluyendo una que evita por completo la infección en los monos Rhesus con la cepa Zaire, la responsable de la epidemia de 2014. Esta vacuna es tan eficaz que incluso ha curado a cuatro monos que ya habían sido infectados. Sin embargo, los intereses de la industria privada en hacer de esto una realidad para las masas es un obstáculo totalmente diferente.

9.- Transmisión

Los mecanismos precisos de la transmisión de la enfermedad son desconocidos. La mayoría de los expertos coinciden en que solo se puede transmitir entre humanos mediante el intercambio de fluidos corporales, aunque hay una cierta discusión que se podría transferir de forma aeróbica de los cerdos a otras especies. Desafortunadamente, aquellos que no han sido testigos de los estragos del Ébola subestiman las fugas de fluidos del cuerpo de un paciente, sobre todo en las últimas etapas, cuando la sangre se filtra por los orificios. Combinado con el hecho de que una sola enfermera o medico  a menudo son delegados de atender a varios pacientes a la vez y la generalmente pobre infraestructura médica de África central y occidental, no es de extrañar que a menudo se encuentren enfermos.

10.- Tratamiento



En el pasado, el tratamiento del virus del Ébola era prácticamente inexistente. Las víctimas solo recibían cuidados paliativos, incluyendo líquidos para mantenerlos hidratados, analgésicos y antipiréticos, así como antibióticos para atenuar cualquier otra complicación y mantener el sistema inmunológico lo suficientemente fuerte como para concentrase en luchar con la enfermedad. El resto era en gran parte la propia fortaleza del paciente. Sin embrago, victimas estadounidenses han recibido medicamentos experimentales. Uno de ellos fue tratado desde el principio con una transfusión de sangre de un niño de 14 años que había sobrevivido a la enfermedad. También se le suministro un suero derivado de los anticuerpos de animales expuestos al Ébola el cual habría mejorado el sistema inmune y mostrado eficacia en la mejora de los pacientes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Listas Top 10 - Topdiex   © 2008. Template Recipes by Emporium Digital

TOP